Deprecated: mysql_connect() [function.mysql-connect.php]: The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/puntolat/www/archivo/connect.php on line 2
puntolatino.ch : amlat_negocios : argentina_suiza
Punto Latino es el punto de encuentro de toda la actividad cultural y comercial latinoamericana en Suiza
Cámara de Comercio Suizo-Argentina

ECONOMIA – ENTREVISTAS
La Embajada suiza en Argentina y las relaciones comerciales
— entrevista de Michaël Tuil de Punto Latino al Ministro Consejero de la Embajada suiza en Argentina, Eric Mayoraz, en Buenos Aires el 30.06.09 —

Señor Mayoraz, ¿cuál es el papel de la Embajada Suiza en Buenos Aires para apoyar a las empresas suizas en Argentina?
En este ámbito, nuestra Embajada se encarga principalmente de recibir y de aconsejar a empresas y empresarios suizos sobre el marco jurídico y económico argentino. En vista de la complejidad del sistema burocrático argentino es a veces imprescindible de trabajar con un abogado local para cualquier tipo de negocio. Por eso, tenemos una red de abogados de confianza especializados en negocios y manejando por lo menos uno de nuestros idiomas nacionales que podemos recomendar a las empresarios suizos recién llegados. Para nuestros informes periódicos, trabajamos también con diversos gabinetes de analistas económicos. Además organizamos una o dos veces al año un evento para reunir los gerentes generales de las más importantes empresas suizas en Argentina. También nos encargamos de poner a las empresas en contacto con otros organismos relevantes, como por ejemplo la Cámara de Comercio Suizo Argentina (CCSA), con la cual cooperamos de manera muy estrecha.

Nuestro papel es así claramente distinto del que tiene la CCSA y las actividades de nuestros dos órganos son complementarias. La Cámara se encarga por ejemplo de informar precisamente y de manera técnica acerca de oportunidades de negocio en el mercado argentino, de buscar socios o analistas locales y de conectar empresarios entre ellos y con los socios de otras cámaras de comercio para el intercambio de información y de experiencias. La Cámara de Comercio funciona de manera muy eficaz aquí en la Argentina, así que es ella que realiza la mayor parte del trabajo de información hacia lo externo, es decir hacia las empresas. La Embajada por su parte tiene una carga importante de información hacia lo interno, redactando informes para el gobierno suizo sobre los flujos de inversiones y de comercio entre los dos países, sobre eventuales discrepancias en las estadísticas nacionales y sobre los asuntos económicos específicos de Argentina. Una versión reducida de estos informes es disponible para el público en la página web de la OSEC.

¿Hay casos en los que la Embajada interviene directamente para ayudar a una empresa suiza?

Tenemos entre otras la misión de proteger los intereses suizos en Argentina, los que incluyen las inversiones suizas y los derechos de los ciudadanos y empresas suizos. Así, es necesario a veces que intervengamos, por ejemplo, para desbloquear una situación o un proceso jurídico atascado. Nos comprometemos solamente en casos obvios de desigualdad de tratamiento de una instancia nacional en contra de una empresa suiza, o cuando todos los medios convencionales resultaron inefectivos. Nuestra acción puede tener un carácter técnico, si vamos a discutir la interpretación de un texto de ley por ejemplo, o más bien político, cuando usamos nuestros contactos y accesos para intervenir ante un órgano del Gobierno. Obviamente, como embajadores de Suiza en tierra ajena, tenemos siempre que respectar la soberanía del país huésped y nos limitamos a hacer sugestiones.

Como ejemplo, puedo mencionar el caso de un gran grupo farmacéutico suizo, el cual tenia dificultades con la autoridad argentina encargada de entregar autorizaciones para nuevos medicamentos. Aquella había acordado el derecho de usar en Argentina una molécula particular, descubierta por la empresa suiza, pero no acordaba el derecho a esta empresa de comercializar el medicamento basado en esta molécula. Así, un competidor argentino pudo aprovechar la autorización para la molécula y poner sobre el mercado un genérico antes que la empresa suiza haya comercializado su medicamento. En este caso, donde una empresa de nuestro país estaba en obvias dificultades, la Embajada tenía que intervenir ante las autoridades argentinas competentes.

¿Cómo es el paisaje empresarial suizo en Argentina, y para qué tipo de empresas este país puede ser atractivo?

De un lado se encuentran grandes empresas que son establecidas desde muchos años en Argentina, conocen bien el ámbito local y hacen negocios lucrativos aquí, en los sectores alimentario, farmacéutico, minero o el de la construcción, entre otros. De otro lado, se encuentran PyMEs suizas principalmente en el sector gastronómico, turístico y también vitícola. La mayoría de entre ellas se establecieron en Argentina durante la década noventa o en los años de crecimiento después de la crisis de 2001. Recientemente, se desarrollaron actividades suizas en el sector del turismo no-convencional, como el turismo social o ecológico. La Embajada ayuda si hace falta a todas las empresas suizas presente aquí, pero obviamente nuestro papel es distinto según el tipo de empresa. Grandes empresas ya tienen su propia red de contactos y van a dirigirse a la Embajada sólo en caso de problema grave, mientras PyMEs pueden aprovechar de nuestro conocimiento del sistema jurídico doméstico, por ejemplo.

¿Cuáles son los problemas e impedimentos que se encuentran en general para hacer negocios en Argentina?

Hay dos impedimentos principales que se ponen en el camino de empresas y empresarios suizos que hacen o quieren empezar un negocio en Argentina. De un lado, un aparato burocrático penoso complica muchas veces los procesos necesarios para establecerse y desarrollar un negocio en el país. Tanto para traer material, para comprar una propiedad, que para abrir una cuenta bancaria es necesario pedir autorización al Estado y los trámites suelen ser largos y poco transparentes. Eso puede desalentar a pequeños empresarios, como sucedió recientemente con una ciudadana suiza que quiso abrir un negocio de medicina alternativa pero finalmente renunció frente de las tremendas dificultades encontradas para hacer reconocer sus diplomas y tener la autorización de practicar. De otro lado, se tiene que deplorar frecuentes cambios en el marco jurídico comercial argentino. Aunque el sistema de leyes argentino es relativamente estable, su interpretación cambia a menudo, lo que tiene consecuencias directas para el negocio. Esto es causa de inseguridad para el comercio y deteriora la confianza de los empresarios en el futuro.

Actualmente, a parte de la recesión mundial que toca fuertemente Argentina desde el cuarto trimestre de 2008, la epidemia de gripe AH1N1 es también motivo de preocupación, principalmente en el sector del turismo, ya que muchos clientes anulan sus reservaciones por temor a la enfermedad. La estación de deporte de invierno de Bariloche ha visto, por ejemplo, su habitual clientela brasileña desistir masivamente.

Parece bastante difícil de abrir un negocio en Argentina hoy en día, ¿dónde se fue el «El Dorado» que atrajo a tantos suizos durante el siglo XX?

Cuidado con tales ideas sobre el “El Dorado” argentino de hoy: para abrir un negocio aquí, más que en otros países del mundo, es imperativo de venir perfectamente preparado e informado sobre el ámbito económico y sobre todo jurídico del país. El aventurero que llega con sus buenas intenciones como únicas herramientas no va a ser exitoso en Argentina, de eso no queda duda alguna: La largura de los procesos administrativos necesarios para empezar una actividad impiden tales aventuras. En mi opinión, se podría también hacer más al nivel nacional para promocionar la Argentina como lugar de inversión, con respecto a inversiones extranjeras directas tanto directas como indirectas.
Sin embargo, como ya le dije, las empresas suizas que están presentes en Argentina hoy hacen negocios muy lucrativos, y existen muchos casos exitosos de PyMEs suizas que se establecieron recientemente aquí. La Embajada Argentina en Suiza, la Cámara de Comercio y otros organismos como la OSEC [1] por ejemplo son órganos disponibles para informar a las personas o empresas interesadas.

Creo que la Embajada está también comprometida para hacer respectar los derechos de propiedad sobre el label «suizo», ¿cómo funciona eso?

Sí, es una preocupación que ganó en importancia desde los años noventa en todas las partes del mundo. Tratamos de hacer respectar los derechos de propiedad sobre el uso del nombre “Suiza”, de otros nombres de regiones famosas de nuestro país como Gruyère, Fribourg o Valais, así como los derechos sobre el símbolo de la bandera suiza tan popular hoy en día. Para muchos productos o comercios en Argentina, estos nombres y símbolos tienen una buena imagen y un efecto vendedor, de tal manera que empresas o empresarios locales quisieran usarle de manera infundado. En el pasado tuvo aquí varios casos en los cuales el label “Suizo” fue usado de manera abusiva, así que ahora estamos atentos.

Un abogado de confianza de la Embajada está encargado de controlar todas las demandas de marcas comerciales y de señalarnos las demandas sospechosas. Después, comunicamos con el Instituto Federal de la Propiedad Intelectual que centraliza en Berna el control del uso de la marca suiza en el mundo, y si el caso es significativo nos oponemos por vía jurídica. En casos serios, puede ir hasta el tribunal, si la empresa declina de retirar su demanda, como fue el caso reciente con un grande productor lechero argentino que deseaba usar el nombre «Sbrinz» para su producto. Obviamente, no nos oponemos si hay una razón justificando el uso de un nombre suizo, por ejemplo si la demanda proviene de un ciudadano suizo que quiere abrir negocio en Argentina.

Para PuntoLatino © Michaël Tuil


[1] OSEC. Ver en PuntoLatino entrevista de Michaël Tuil a Thomas Foerst de OSEC. || Ver crónica del Forum de OSEC por A. Heshusius / J. Ucrós.

Embajada de Suiza en Argentina





Back to top
| Copyright 2009 puntolatino.ch | info@puntolatino.ch