Deprecated: mysql_connect() [function.mysql-connect.php]: The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/puntolat/www/archivo/connect.php on line 2
puntolatino.ch : consultorio_juridico : cons_juridico_noticias2
Punto Latino es el punto de encuentro de toda la actividad cultural y comercial latinoamericana en Suiza
CONSULTORIO JURIDICO: Noticias2
CONSULTORIO JURIDICO
Preguntas y respuestas
— Lic. Carlos Jaïco —
Este espacio está reservado para las preguntas escogidas y para las respectivas respuestas. Esta sección funciona desde de enero 2006. Esta sección publica un mínimo de una respuesta por mes.
Consultas a: consultorio.juridico@puntolatino.ch

Ver casos anteriores ...
 
 
PROFESIONALES
Consultorio Jurídico
— Me Sébastien Micotti —
Responde Me Sébastien Micotti, consultor en el estudio de abogados Schwab Flaherty Hassberger Crausaz. El licenciado Micotti es egresado de las Universidades de Lausana, Zúrich y Friburgo; LLM Derecho Europeo y es colaborador puntual para ciertos casos.
Consultas a: consultorio.juridico@puntolatino.ch
Ver casos anteriores ...
 
PROFESIONALES
Naturalización facilitada y dominio de una lengua nacional suiza
— Responde el licenciado Carlos Jaïco —
Lic. Carlos Jaïco,
Soy casada con suizo y vivo en Basilea desde hace 8 años. No hemos tenido hijos y he presentado hace ya un año mis papeles para la naturalización. La respuesta que me han dado hace una semana ha sido negativa ya que la Confederación dice que como no hablo bien el alemán entonces no estoy suficientemente integrada en Suiza y por eso no me van a dar el pasaporte. ¿Qué puedo hacer? Maria Luisa F.

Estimada Sra. Maria Luisa,
Vuestra pregunta me permitirá abordar el tema de la naturalización en Suiza. Debo inferir de los datos que Ud. me indica que vuestra naturalización es “facilitada”, quiere decir por matrimonio con un ciudadano suizo. Según el art. 26 LN (Ley sobre la Nacionalidad suiza, LN, RS 141.0), las condiciones de base para la obtención de la nacionalidad suiza es que el candidato:
a. se haya integrado en Suiza;
b. se conforme a la legislación suiza;
c. no comprometa la seguridad interior o exterior de Suiza.
Parto del principio que Ud. cumple con las condiciones b y c, por lo cual pasaré a explicar la condición a del citado artículo.

Una de las maneras de integrarse es no solamente vivir y trabajar en Suiza sino que también poder comunicar en una de las lenguas nacionales de este país. La jurisprudencia de las autoridades administrativas de la Confederación (antiguamente JAAC) considera que la falta de conocimiento de una de las lenguas nacionales es una traba importante y esencial que impide al cónyuge extranjero de formar parte activa en la comunidad suiza. La falta de conocimiento linguístico constituye entonces un indicio de que la integración social no ha sido terminada (JAAC 69.101). Sin embargo, para los efectos de la integración en Suiza no se debe exigir del candidato cierta excelencia linguística, ya que la finalidad de la ley es que se comprenda los hechos esenciales de la vida en este país para así evitar los agrupamientos étnicos desconectados de toda realidad social; la finalidad de la ley no es la de hacer del candidato a la naturalización un linguista. Por lo tanto, exigir un nivel elevado de conocimiento de una de las lenguas nacionales violaría, principalmente, el principio de proporcionalidad aplicable a la autoridad administrativa competente. Si su entendimiento del idioma alemán es suficiente como para poder comunicar y desenvolverse en su area de trabajo y/o socialmente sin mayor dificultad, Ud. debería pedir una reconsideración de dicha decisión o en su defecto recurrir al Tribunal administrativo federal. Sería útil también que visite en Basilea la llamada “Oficina de integración”, que le puede aconsejar sobre este aspecto de la integración.

A manera de información general, la nueva ley de extranjeros (en vigor desde el 1° de enero del 2008) estipula expresamente en su art. 4 al. 4 que, es indispensable que los extranjeros se familiaricen con la sociedad y el modo de vida en Suiza y, en particular, que ellos aprendan una lengua nacional. En consecuencia, si la exigencia del dominio de una lengua nacional era una creación administrativa y jurisprudencial, ahora ella figura expresamente en la ley.

Muy atentamente,
Carlos Jaïco Carranza, lic. iur.
 
PROFESIONALES
Consecuencias de la separación sobre el permiso «C»
— Responde el licenciado Carlos Jaïco —

Estimado Lic. Jaico,
Soy boliviana, casada con suizo y viviendo aqui desde abril del 2004. Tengo dos hijas de mi primer matrimonio, una de ellas estudia en la Universidad y otra que acabó el colegio y busca hacer una formación no universitaria. Con mi marido hemos decidido separarnos, ahora en agosto, por lo que debo salir del apartamento en los próximos dos meses. Mi pregunta es si mis hijas y yo corremos el riesgo de perder nuestra permanencia en Suiza y si podremos obtener el permiso «C» más adelante. Mi esposo está dispuesto a seguir casado conmigo, pero viviendo separados, hasta que mis hijas terminen de estudiar. Gracias.

Estimada Señora,
Parto de la idea que su permiso «B» le ha sido otorgado por motivos conyugales y no por razones profesionales, ya que en este último caso convivir o no con vuestro esposo no tendría relevancia y podría continuar viviendo en territorio suizo.

Si Ud. está casada desde el 2004 solamente, debo advertirle que el permiso «C» (permiso de residencia) puede ser obtenido solamente después de cinco años de matrimonio y tres años al menos viviendo con vuestro esposo en Suiza. Si Ud. se separa antes de los cinco años, mismo sin divorciar, la policia de extranjeros puede invitarla a dejar el territorio suizo cuando vuestro permiso «B» haya caducado o incluso antes.

En caso de divorcio, justo después de este plazo, dicha autoridad puede tambien considerar que vuestra unión no era duradera y que Ud. debía saber, antes del término de los cinco años, que una separación sería inevitable. Vuestro permiso «C» le puede ser retirado entonces. Infiero de lo que Ud. me indica que sus hijas no son el fruto de vuestra unión actual. Ellas le han acompañado entonces en 2004, en razón del reagrupamiento familiar. Por lo tanto, ellas no disponen de un derecho individual y particular para continuar su residencia en Suiza, en el caso de que Ud. tenga que partir. La naturalización de vuestras hijas también es a descartar por el corto tiempo que llevan viviendo en Suiza y que seguramente ambas sobrepasan la edad de 18 años. Sin embargo, si sus hijas están continuando una formación universitaria u otra, de manera asidua y seria, sería posible obtener para ellas un permiso limitado a la duración de los estudios. Esto ne debería ser muy dificil de obtenerlo para vuestra hija mayor la cual cursa estudios en la Universidad. Más delicada es la situación de vuestra hija menor la cual no ha comenzado aún y quiere hacer una formación no universitaria; la policía de extranjeros podría considerar que no se trata de una formación que solamente Suiza puede brindarle y que sería posible hacerla en Bolivia.

Atentamente, || Carlos Jaïco Carranza, lic. iur.

 
PROFESIONALES
Mala praxis de médico en un hostpital cantonal
— Responden el licenciado Carlos Jaïco y el maître Sébastian Micotti —

Estimado licenciado Jaïco, mi esposo tenía una hernia umbilical que no representaba ningún peligro, pero decidió operarse ahora que sólo tiene 35 años, y no esperar hasta más adelante. La operación según explicó el doctor era muy sencilla, con anestesia total se debía insertar una red en el estómago atornillada con unas pequeñas espirales de metal, se hizo la operación un lunes, y el miércoles fué a casa, pero luego mi esposo se puso muy mal, se le inflamó el estómago y debió ser internado de urgencias, se tuvo que hacer una segunda operación porque con una de estas espirales le habían prensado un intestino y todo el intestino se paralizó, el doctor entregó las fotos y se ve claramente, mi esposo estuvo en verdadero peligro, ya ha pasado algún tiempo y sigue presentando dolor abdominal. Mi pregunta es si ¿se podría establecer una demanda al hospital de B.? Por favor nos gustaría mucho contar con su opinión. Muchas gracias y buen día.

 

Estimada Señora,

La cuestión que nos plantea refleja la problemática de la responsabilidad por actos médicos.

Según el derecho suizo, la persona que se somete a una operación en un Hospital, cuenta con una acción en responsabilidad contractual contra el médico o el hospital. Es necesario entonces saber en primer lugar si el hospital en el cual tuvo lugar la primera operación es un establecimiento público cantonal o si se trata de un hospital privado.

En el primer caso, los actos del médico conllevan la responsabilidad del cantón, y su acción judicial deberá en principio ser dirigida contra el cantón, sobre la base del derecho público. En el segundo caso, será necesario comprobar si firmaron un contrato con el propio médico, el cual fué el que luego eligió el hospital, o si el contrato principal se firmó con el hospital. En esta última hipótesis, el médico actúa entonces como auxiliar del hospital y es el hospital el que es responsable de los errores del médico, sobre la base del derecho privado.

El médico que efectúa una operación quirúrgica actúa en virtud de un mandato (art. 394 ss del CO). El tiene un deber de diligencia, y debe actuar con todo el cuidado posible, y en el respeto de las normas del arte médico. Si el médico violó su deber de diligencia, cometió una falta y que un daño resultó para el paciente, él será responsable. El paciente perjudicado debe aportar al Tribunal la prueba de una violación del mandato (violación de las normas del arte médico) y que esta violación le causó un prejuicio o daño físico.

Generalmente, todo ataque al cuerpo humano es un acto ilícito, salvo si se realizó previo consentimiento de la persona interesada. Es el caso de las operaciones médicas. Este consentimiento debe haber sido dado en pleno conocimiento de causa, es decir el paciente debe haber sido claramente informado por el médico de las circunstancias de la operación, riesgos posibles y opciones alternativas (esperar un nuevo tratamiento, etc.) e incluso de los gastos de ésta. Si la operación es grave y presenta riesgos, se espera en principio que el paciente haya tenido un plazo razonable de reflexión antes de dar el visto bueno. Al contrario, si la operación es ligera y generalmente practicada, o en caso de urgencia extrema, se admite que el acuerdo del paciente pueda ser hipotético u obviarse. En estos casos, el médico podrá demostrar que el paciente en cualquier caso habría dado su consentimiento a la operación.

En el caso de su marido, la primera operación no era urgente y no constituía la única solución para evitar un grave daño a su salud. El médico debía pues informar cuidadosamente a su marido de los posibles riesgos vinculados a esta operación. Si no lo hizo, puede incurrir en falta y su responsabilidad médica estaría comprometida. Por otra parte, el hecho de que el estómago de su marido se haya perforado en la operación, o más tarde a causa de la instalación de material médico, constituye un daño que un peritaje puede fácilmente confirmar. Un peritaje será en principio tan necesario para probar que la operación es la causa de las complicaciones de salud de su marido y que el médico no respetó las reglas del arte en la operación. El Tribunal puede pedir tal peritaje, pero los gastos de los expertos deberán probablemente ser pagados por ustedes en un primer momento, hasta que el juez reconozca la responsabilidad del médico.

Por último, su marido deberá establecer los alcances del prejuicio o daño físico que padece. Para este cálculo, se tendrán en cuenta todos los gastos suplementarios debidos a la segunda operación en urgencia y a la convalescencia, los gastos de una ayuda paramédica, las pérdidas de salario si esto le impidió trabajar, etc. Si los dolores persisten aún, los gastos de seguimiento médico y medicamentos pueden contabilizarse, además, una suma por pejuicio moral podrá pedirse. Finalmente, la demanda al Tribunal cantonal deberá ser hecha en un plazo no mayor de diez años desde el momento de la operación.

Atentamente,

Carlos Jaïco Carranza, lic. iur.
Sébastien Micotti, av.

 
PROFESIONALES
Divorcio, trabajo y permiso de residencia
— Responden el licenciado Carlos Jaïco —

Soy peruana casada con suizo desde noviembre del 2003 y estoy viviendo en Suiza desde enero del 2004. Tengo un trabajo fijo con el cual me puedo mantener sin ningun problema. Desde el 11 de julio estoy viviendo en casa de una amiga pues la situacion con mi esposo se agravó (no ha habido maltrato físico) y hemos empezado el proceso de divorcio.

El 12 de julio fuimos al abogado y me dijeron que mi permiso de residencia será anulado en el momento que salga el divorcio que como es de mutuo acuerdo será en noviembre, por otro lado tambien me aconsejaron hablar con mi empleador para que éste me solicite el permiso de residencia (el abogado me dijo que por mis calificaciones no sería un problema pero no hay una regla). Ahora lo que yo quiero saber es si puedo ir a la Municipalidad donde residía con mi esposo y pedir mis papeles para registrarme en otra Municipalidad, ¿qué problemas puedo tener? Gracias por su asistencia. Silvia.

Estimada Sra. Silvia,

El código civil suizo no exige expresamente que la pareja deba vivir bajo el mismo techo. La razón es que cada pareja puede organizar su vida marital de la manera que mejor se adapte a su situación. Por lo tanto, Usted puede tener otro domicilio en la Municipalidad que mejor le parezca. Sin embargo, vuestro problema tiene una variable compleja : matrimonio de un poco más de 3 años y, agregaría incluso, el hecho de no tener hijos en común. Bajo estas condiciones es de esperar que su permiso no sea renovado una vez que el divorcio sea pronunciado. En ciertos cantones, el aviso de dejar el territorio suizo interviene ni bien se ha hecho la demanda de divorcio.

Todo esto se debe a que la jurisprudencia del Tribunal federal considera que el hecho de tener menos de cinco años de matrimonio en Suiza no es suficiente como para que la persona que divorcia pueda quedarse en Suiza con un permiso de establecimiento. Esto quiere decir que la persona extranjera puede aún retornar a su país de origen ya que el poco tiempo pasado en Suiza no le ha permitido un tal enracinamiento socio-cultural, profundo e irreversible, que un retorno a su país de origen, en este caso el Perú, sea de una gravedad particular.

Con respecto a vuestra actividad lucrativa, ésta podría verse afectada igualmente por el divorcio y la consecuente ausencia de permiso. Debo decir que vuestras calificaciones, salvo que sean de una particularidad remarcable, no podrán servir de sustento a la prolongación de vuestro permiso en Suiza y fundar una excepción a la Ley sobre la limitación de extranjeros. En este caso subsiste el principio de la preferencia nacional. Sin embargo, vuestro empleador puede hacer el pedido de permiso para ejercer una actividad lucrativa en Suiza. La obtención del permiso después del divorcio dependerá entonces del ámbito en el cual se le emplee.
Atentamente
Carlos Jaïco Carranza, lic. iur.

 
PROFESIONALES
¿Quién paga los gastos de un divorcio?
— Responden el licenciado Carlos Jaïco —

Estimado licenciado, soy de nacionalidad boliviana y estoy casada con suizo desde hace cuatro años. Nuestra unión, al principio feliz, encontró serias dificultades hasta el punto que hemos decidido separarnos. No tenemos niños y en la actualidad quisiera sinceramente ya divorciar. Lo que temo es asumir la totalidad de los gastos del divorcio si paso por un abogado. De mi marido le puedo decir que trabaja en un supermercado y gana alrededor de Fr. 5'000.– netos al mes, por mi parte hago diferentes trabajos y obtengo alrededor de Fr. 2'000.– al mes. Mi pregunta es: ¿puedo obtener la asistencia judicial gratuita? Y si no la obtengo, ¿hay otros medios para reducir los gastos de justicia? Gracias, Rubi C.

Estimada Señora, en virtud de la ley sobre la asistencia judicial (LAJ), la persona que no posee los recursos suficientes para cubrir los gastos de un litigio, sin exponerse a la privación de lo necesario para su existencia y de su familia, puede obtener la asistencia judicial. Esta ley existe en todos los cantones de Suiza y es aplicable, bajo ciertas condiciones, tanto a suizos como a extranjeros.

Obtener la asistencia judicial gratuita tiene como consecuencia que Ud. no deberá pagar los gastos del divorcio ni los de su abogado. A notar que, ciertos cantones ofrecen la asistencia judicial como un préstamo sin intereses, el cual deberá al final del proceso ser reembolsado al cantón, por ejemplo, es el caso del cantón de Vaud. Otros cantones brindan la asistencia judicial gratuita sin necesidad de que se devuelva el importe que genere dicha asistencia. Es como sucede en el cantón de Friburgo.

Para obtener dicha asistencia judicial, vuestro abogado deberá simplemente enviar su nota de honorarios una vez que el caso de divorcio haya llegado a su fin. En su caso, Ud. deberá antes demostrar al juez, con documentos idóneos, que no tiene los medios económicos suficientes para cubrir los gastos de un divorcio. Deberá por ejemplo enviarle las pruebas de su salario actual, de sus gastos de alquiler de apartamento, seguros de enfermedad, gastos de transporte, etc.

Otra manera de cubrir los gastos ligados al divorcio es la "provisio ad litem". Esta expresión sacada del latín significa que los gastos del divorcio (gastos de justicia y abogado) pueden ponerse a cargo del cónyuge que dispone de los medios económicos suficientes. Se exime así al otro cónyuge de dichos gastos, aunque sea este último quien haya pedido el divorcio.

Este pago del cónyuge se deriva de la obligación de solidaridad entre los esposos (art. 159 Código civil suizo), solidaridad que existe mismo durante el procedimiento de divorcio. Por lo tanto, el juez podría obligar a su marido a pagar una provisión con miras a los gastos del procedimiento y los honorarios de su abogado.

Pero cuidado, el juez no puede decidir de aplicar esta solución de oficio, ni fijar él mismo el importe de la suma que debe pagarse, si una de las partes (Ud. o su abogado) no se lo pide expresamente. Esto es importante, ya que si nadie solicita la “provisio ad litem” al principio, ésta no podrá hacerse después, y si Ud. pide solamente la asistencia judicial gratuita, el juez deberá rechazarla por no haber requerido la “provisio ad litem” en su tiempo, mismo si Ud. tiene todo el derecho de obtenerla (Tribunal cantonal fribourgeois; RFJ 2005, p. 377).

En su caso, si su marido gana Fr. 5'000.– al mes, no tiene hijos y si no es moroso, su abogado deberá pedir al juez que su marido pague la "provisio ad litem". Si ésta le es rechazada, entonces allí podrá Ud. pedir la asistencia judicial gratuita.

Muy atentamente,

Carlos Jaïco Carranza, lic. iur.
 
PROFESIONALES
Fin del permiso de residencia y derechos matrimoniales desde el extranjero
— Responden el licenciado Carlos Jaïco —

Sr. Carlos Jaïco, soy del Perú y me casé con suizo en el 2005. A los 4 meses de casados él me dijo que no me amaba más y me obligó a irme al Perú. Yo deseo volver a Suiza y quisiera saber cuales son mis derechos ya que sigo casada y mi permiso de residencia nunca pude retirarlo de la policia de extranjeros. Muchas gracias. Eleonora P.

Estimado Señora,

La ley suiza de extranjería (LSEE) es bastante restrictiva y es de esperar que el permiso de residencia que Ud. debió haber obtenido ha perdido ya su causa jurídica. Si Ud. ya vive en el Perú, entonces el lazo jurídico del matrimonio existe aún mas no la unión conyugal. Es lógico entonces que la autoridad administrativa haya retirado la validez de dicho permiso después de su partida al Perú.

Sin embargo, mientras el matrimonio no se haya disuelto por el divorcio, Ud. conserva el derecho de hacer ventilar su causa delante de un juez suizo para reclamar lo que la ley llama «medidas de protección de la unión conyugal», y reclamar por ejemplo una pensión o, si es su deseo, pedir el divorcio.

Todo indica en vuestro caso que su esposo rechazó la vida común sin motivo suficiente (175 CC); en consecuencia, el sistema legal prevé que el juez deberá intentar la conciliación y recordar a los esposos los deberes que se derivan del matrimonio; no obstante, eso parece utópico por el tiempo que ha pasado desde su partida. Es de esperarse también que su esposo haya ya decidido divorciar aprovechando de vuestra ausencia de Suiza y que actualmente Ud. ya se encuentre “divorciada” sin haber pisado ningún tribunal suizo o ser informada al respecto.

No hay que olvidar entonces que a los ojos de la ley Ud. aún sigue casada, por lo tanto Ud. deberá nombrar a un representante en Suiza, por ejemplo un abogado, habilitado para abrir acción en su nombre contra su esposo ante el juez civil del lugar de domicilio de este último. Los honorarios de abogado serán cubiertos por l’asistencia judicial la cual se le aplica aún viviendo en el extranjero.

Atentamente,

Carlos Jaïco Carranza, lic. iur

 
PROFESIONALES
Consecuencias del divorcio después de 5 años sobre el permiso «C»
— Responden el licenciado Carlos Jaïco —

Buenos días Lic. Jaico,

Mi estimado caballero, mi caso es que yo soy chileno casado con suiza, con la cual llevamos ya 5 años casados, pero hemos decido divorciarnos en unos meses más, después que yo reciba el permiso C. Viendo el caso expuesto en su página principal, de otro chileno que se separa, ¿es probable que me retiren el permiso de residencia y trabajo?
Yo con mi dinero poseo una casa aquí en Suiza en la cual habitamos, considerando este punto, de todas maneras seria yo expulsado por no estar más casado con mi mujer suiza?
No tenemos hijos en común y ella es 20 años mayor que yo.
Yo me he integrado muy bien, tanto con el idioma, el dialecto y la forma de vida,   de hecho deseo pasar toda mi vida acá en Suiza. Le agradezco de antemano su ayuda.

Estimado lector,

El caso que Ud., expone se sitúa en el límite de lo establecido por la ley de extranjería suiza (LSEE). En efecto, lo que dicha ley no ampara es evidentemente el matrimonio ficticio; esto significa que si vuestra unión es real no habría manera de poder retirarle el permiso C una vez obtenido. Sin embargo y en reglas generales, la autoridad administrativa procede a una investigación para deslindar todo tipo de sospecha sobre el verdadero fundamento de vuestra unión, todo esto siguiendo lo estipulado por el art. 9 inciso 4 LSEE según el cual el permiso de establecimiento (C) puede ser revocado cuando el extranjero lo ha obtenido por sorpresa, haciendo falsas declaraciones o disimulando “elementos esenciales”.
El Tribunal federal, cuya jurisprudencia es bastante restrictiva al respecto, ha precisado que forman parte de los «elementos esenciales» (que la persona aspirante al permiso C debe indicar espontáneamente a la autoridad administrativa), la intención de divorciarse o las dificultades maritales graves que pueden conducir a la separación, si estos hechos son conocidos cuando se presenta la solicitud de permiso C.

Esto implica que las eventuales propiedades inmobiliarias que Ud., pueda tener en Suiza no tendrían en este aspecto mayor influencia sobre la obtención del permiso C.
En suma, razones tales como la gran diferencia de edad, el no tener hijos comunes o el hecho de divorciarse algunos meses después de haber obtenido el permiso C pueden serle desfavorables y provocar una investigación de la parte de las autoridades administrativas. Es entonces a Ustedes, en tanto que pareja, de mostrar que vuestra unión fue real y que las causas de vuestra desunión o ruptura son comunes a cualquier pareja en este país.

Muy atentamente.
Carlos Jaïco Carranza, lic. iur

 
PROFESIONALES
Nacionalidad suiza de hijo de concubinos viviendo en México
— Responden el licenciado Carlos Jaïco —

Estimado Lic. Jaïco, vivimos mi mujer y yo en unión libre en México, ella es de nacionalidad Suiza y viaja allá cada 6 meses, se queda por lo menos 15 días, paga sus impuestos, algo así como aportaciones voluntarias y luego regresa a México. Próximamente tendremos un bebé, que nacerá en México. Sé que al nacer en México, adquiere automáticamente la nacionalidad Mexicana. Pregunta: ¿Cómo obtenemos la nacionalidad suiza de mi hijo? ¿es necesario que lleve sólo su apellido [el de la madre] y no el mio? ¿Requiere un acta o carta de nacimiento internacional? De antemano mil gracias. Eduardo desde México.
Estimado Eduardo,
Constato que ustedes viven en unión libre, lo que en lenguaje jurídico suizo sería concubinato. El código civil suizo (CCS) no prevé un régimen particular para este tipo de situaciones en cuanto a hijos se refiere. Por lo tanto se aplica el régimen siguiente: el hijo cuya madre no está casada con el padre lleva el apellido de la madre (art. 270 al. 2 CCS).
Entonces, su niño (o niña) llevará el apellido de la madre. Esto tiene implicaciones a nivel de la nacionalidad y del derecho de ciudadanía cantonal y comunal en Suiza. Imaginemos que su mujer tenga como origen el cantón de Friburgo y como comuna Marly. Entonces, vuestro hijo tendrá la nacionalidad suiza, siendo a su vez originario del cantón de Friburgo y de la comuna de Marly, esto en aplicación del art. 271 al. 2 CCS.
El hecho de que su mujer pase cierto tiempo en Suiza no tiene ninguna influencia sobre los lazos de filiación entre su niño (o niña) y Suiza. En Suiza existe el principio del jus sanguinis y no de jus soli como es en México. Quiere decir que solamente el padre o madre suizos pueden dar la nacionalidad suiza a sus hijos. El hecho de haber nacido en Suiza no es entonces relevante para la obtención de la nacionalidad suiza.
Esto aclarado, lo único que deben hacer es, una vez nacido el niño (o la niña), apersonarse a uno de los Consulado suizos en México y proceder a su inscripción en los padrones de neonatos con origen suizo. Deberá figurar tambien en dicho padrón su nombre en tanto que padre biológico.
Por último, le sugiero que inscriba al niño (o niña) con su apellido y el de la madre, tal y como lo haría en los registros mexicanos. Osea, inscriba primero al niño (o niña) en el padrón mexicano, luego con esa atestación vaya e inscríbalo en el padrón del consulado suizo.

Muy atentamente. || Carlos Jaïco Carranza, lic. iur

 
PROFESIONALES
Derecho de visita del padre y abuelos: ¿derecho o deber?
— Responden el licenciado Carlos Jaïco —

Estimado Licenciado, me llamo Maria Emilia, soy de nacionalidad española, y argentina de origen. Tengo una hija de 5 años con un hombre francés. Ella está reconocida y tienen apenas relación. El padre de mi hija se marchó a Francia cuando ella tenía 2 años. A su ritmo y como él puede y en la cantidad que él considera me pasa una pensión. Se ha negado a firmar un convenio de mutuo acuerdo para el régimen de visitas. Pasa semanas sin llamar a la niña y meses sin verla. No reconoce obligacion alguna hacia su hija alegando que ella vive conmigo y que no tiene tiempo. Hasta ahora el venía unas tres veces por año y sus padres una. Yo la he llavado a ver a su familia francesa durante estos tres años pero ahora me es imposible por problemas de salud y económicos. Ahora la niña no quiere ir a Francia y su familia francesa quiere que viaje sola, cosa que la niña no quiere. Se niegan a visitarla en su casa, a llamarla por telefono y no reconocen los derechos de mi hija a tener relación afectuosa. ¿Qué puedo hacer ? ¿La obligo a ir ? Muchas Gracias.

Sra. Maria Emilia,

Por lo que me refiere, Ud. tuvo a su hija sin haberse casado con el padre. Tampoco veo que haya habido intervención de la autoridad tutelar para obligarlo a pagar una pensión por alimentos. Este tema entonces debería ser ventilado de manera primordial para asi fijar concretamente las contribuciones por alimentos y que éstas sean pagadas de manera regular.

Sin embargo, si es bien cierto que a nivel económico Ud. ha podido y puede aun forzarlo a pagar esta pensión por alimentos, a nivel de las relaciones personales muy poco se puede hacer. No existe a ese nivel ley que lo contemple o tribunal que lo pueda forzar ya que el derecho de visita es más un derecho que un deber. Y si el padre no lo ejerce nada lo puede obligar ni sancionar. Sólo será la vida quien le dirá si hizo bien o mal dejando sin su presencia a una hija que lo necesitaba cuando tenía corta edad.

Con respecto a los abuelos, el derecho de visita que ellos tienen es limitado. En el fondo, ellos no tienen ningún derecho a ser visitados o exigir visitar, si su hija no lo desea es su decisión la cual debe ser respetada. Ud. debería explicar cuáles son las razones para que los viajes no se hagan tal y como ellos lo desearían.

Son entonces este tipo de situaciones en las cuales el Derecho no interviene ya que tocan la privacidad de la gente y las relaciones que han podido desarrollarse, de buena o mala manera, a lo largo del tiempo. Asi, el Derecho cubre solamente las necesidades elementales y pone el marco en el que las relaciones personales se desarrollarán. La plena libertad existe entonces dentro de ese marco para que los interesados lo ejerzan o no.

Muy atentamente,

Carlos Jaïco Carranza, lic. iur.
 
PROFESIONALES
Efectos del matrimonio con un titular del permiso «C»
— Responden el licenciado Carlos Jaïco —

Me llamo Patricia, soy colombiana, estoy visitando a mi novio el cual tiene residencia clase C. El es italiano y reside aquí hace muchos años. Es mi segunda visita a Zúrich, la visa fue concedida con garantías, y es visa por tres meses. Mi pregunta es: ¿Hay alguna forma de poder extender mi estadía aquí? (antes de casarnos, tenemos pensado casarnos más adelante.) Al tener él permiso C, ¿yo puedo casarme con él y adquirir mis papeles aquí? ¿Dónde es mejor que nos casemos? Muchas gracias por su atención, Patricia.

Estimada Patricia,

El titular de un permiso “C” puede vivir en Suiza de manera permanente. En caso de matrimonio de esta persona con un extranjero, este último adquiere también un derecho a vivir en Suiza. El cónyuge extranjero obtendrá en primer lugar un permiso anual, de tipo B, que renovará cada año. Si el cónyuge extranjero no tiene la nacionalidad de un Estado miembro de la Comunidad Europea, su permiso B estará supeditado a la condición de que haga hogar común con su cónyuge titular del permiso C. El cónyuge titular del permiso B tendrá también entonces el derecho a trabajar en Suiza. Después de cinco años de vida en común, el cónyuge extranjero podrá a su vez pedir que se le otorgue el permiso C. Si los esposos dejan de vivir bajo el mismo techo, sea cual sea la razón (conflicto, violencia de género, deceso), se le retirará en principio el permiso de residencia B y deberá dejar Suiza. Se reserva una excepción para los casos llamados "humanitarios".

Tratándose del matrimonio en si: Los trámites deben ser iniciados en la oficina de estado civil del domicilio del esposo titular del permiso C. Los novios deben presentar, traducidos en una lengua oficial suiza (en Zúrich: el alemán) por un traductor profesional certificado por la Embajada, los documentos certificando su identidad (en principio, pasaporte, partida de nacimiento, certificado de estado civil, certificado de domicilio, certificado de nacionalidad). Cuando uno de los novios no está en Suiza, se presentará con estos documentos a la representación suiza de su país de domicilio (Embajada de Suiza en Bogotá).

Tratándose de Colombia, todos los documentos y sus traducciones deben en principio legalizarse por medio de notario público (ver : http://www.eda.admin.ch/bogota_emb/s/home/useinf/
civsta.ContentPar.0002.UpFile.tmp/fo_060523_weddingswi_s.doc.pdf
).

En este caso, el novio que se encuentra en el extranjero debe pedir a la Embajada Suiza un visado de entrada para matrimonio. Si el novio ya está en Suiza, porque tiene un visado de turismo por ejemplo, él mismo deberá presentarse con los documentos previamente mencionados, al funcionario del registro civil del domicilio de su futuro cónyuge. Teniendo en cuenta el tiempo que tomará la obtención de los documentos obligatorios para el matrimonio, será probablemente necesario hacer prolongar la duración del visado de turismo. Usted debe entonces dirigirse a la oficina del cantón competente (en Zúrich: la Migrationsamt). Una persona domiciliada en el cantón deberá llevarse como garante.

Finalmente, no existe ningún derecho a la prolongación del visado.

Atentamente,

Carlos Jaïco Carranza, lic. Iur.

 
PROFESIONALES
Permiso de residencia en Suiza para cónyuge extranjero luego de separación
— Responden el abogado Sébastien Micotti y el licenciado Carlos Jaïco —

Estimado Lic. Jaïco, soy mexicana de 37 años, divorciada. Tengo 3 hijos de 19, 7 y 2 años respectivamente. Vivo con los 2 pequeños sola en Oaxaca, México y el padre de los niños es suizo. El vive en Suiza con su nueva familia. El no me apoya económicamente con una pensión para mis hijos. Posteriormente y de una forma ventajosa, me convenció para firmar un convenio de divorcio voluntario dejándome la casa, un terreno y un poco de dinero para iniciar un negocio, y con una pensión ficticia de 2'000 pesos mexicanos osea como 200 dólares mensuales.
Sé que la pensión es un derecho que tienen mis hijos pequeños y que el padre no puede evadir, en suma nos abandonó a nuestra suerte, ¿qué debo hacer? Mi ex-marido se esconde de mí, no sé dónde vive. Me gustaría saber si puedo gestionar aquí en México o en Suiza una demanda alimenticia. Si la embajada de Suiza en México puede ayudarme y en Suiza a qué oficina debo enviar mi demanda.


Estimada Señora,

De lo que nos relata infiero que ustedes se casaron, luego se divorciaron en México, en principio según el derecho mexicano. El comportamiento de su ex marido, al igual que la validez del convenio de divorcio pasado con él deberían analizarse con respecto al derecho mexicano, lo cual le rogaría consulte con un colega de vuestra ciudad. Una vez este trámite hecho, las pautas que siguen le permitirán comprender el sistema suizo y actuar convenientemente.

La pensión por alimentos en derecho suizo (resumen)

En derecho suizo, la obligación de los padres de cubrir las necesidades de sus niños se deriva del vínculo de filiación. En caso de divorcio, esta obligación permanece. En principio, el padre que no tiene la custodia de los hijos debe entonces cumplir con su obligación en dinero a pagar en manos del otro padre, en calidad de representante legal de los hijos. La obligación de alimentos puede ir más allá de la mayoría de edad (18 años) en caso de estudios serios de sus hijos.

En caso de impago del padre deudor, Ud. puede, sobre la base del convenio de divorcio ratificado por el juez, proceder a una acción judicial contra él, según las normas generales de la ejecución por deudas (morosos). También puede Ud. – y es por regla general una medida más rápida y más incisiva – dirigirse al juez civil para requerir que se dé orden a los deudores del padre (generalmente, su empleador) de pagar directamente las sumas que se le deben (el salario, por ejemplo) en vuestras manos.

Por último, cuando el padre deudor no está en condiciones de pagar las sumas convenidas, le es posible a Ud. de dirigirse a un organismo de ayuda a la recaudación de pensiones (existente bajo distintas formas en todos los cantones suizos), que en principio un anticipo de la contribución de alimentos en la medida de lo necesario y se encargará de cobrarse con el padre deudor.

Finalmente, en derecho suizo existe la posibilidad de presentar al juez una solicitud de modificación de la pensión fijada por convenio de divorcio cuando las circunstancias (la situación económica de los padres) han cambiado. Si el niño reside en Suiza, esta solicitud será dirigida al juez del lugar de su domicilio. Si el niño reside fuera de Suiza, pero que el padre deudor vive en Suiza, será necesario dirigirla entonces al juez del domicilio suizo de este último.

El procedimiento a seguir desde México

La causa que Ud. nos somete presenta un aspecto internacional evidente y la primera dificultad es conocer el domicilio exacto de su ex marido en Suiza. En efecto, uno de los principios fundamentales del derecho internacional privado requiere que el juez competente sea el del domicilio de la parte que debe defenderse. Esta norma puede conocer excepciones, en particular, en cuanto a pensiones alimentarias, según lo que prevé el derecho del Estado donde reside el beneficiario (en su caso, México). En la medida en que el derecho mexicano le permitiría actuar en vuestro domicilio contra su ex marido, Ud. dispondría entonces de un juicio mexicano, que consecuentemente debería ser reconocido y ejecutado en Suiza.

Concretamente, Ud. puede pedir al juez suizo de obligar al empleador de su ex marido a que le pague directamente el importe de la pensión (art. 291 CC : aviso a los deudores). Así pues, el importe de la pensión se tomará automáticamente del salario de su ex marido. Esta demanda irá dirigida al juez suizo del domicilio de su ex marido. Esta vía permite evitar un procedimiento de exequátur (procedimiento destinado a hacer reconocer y realizar una decisión extranjera). En su caso, deberían entonces nombrar a un representante jurídico en Suiza para Ud. y sus hijos. Los honorarios serían cubiertos por la asistencia judicial gratuita la cual debería serle otorgada sin dificultad.

Tratándose de obtener un aumento del importe de la pensión, la demanda se hará igualmente al juez del domicilio de su ex marido (artículos 286 + 287 CC).

Atentamente
Carlos Jaïco Carranza, lic. Iur.
Sébastien Micotti, av.

 
PROFESIONALES
Permiso de residencia en Suiza para cónyuge extranjero luego de separación
— Responde el licenciado Carlos Jaïco —
Licenciado Jaïco, he leído sobre el caso del ciudadano chileno donde la policia de migraciones tuvo que retirarle el permiso de estancia en Suiza. Dígame porfavor, ¿la separación de este Señor tuvo que ser judicial para que la policía de migraciones actúe o es hasta que la mujer anunció en la Comuna la separación, para que desde ese momento se compute el tiempo de separación? Mi caso es el siguiente. Mi mujer fue a la Comuna a anunciar la separación y en el mes de enero del 2007 cumplimos ya dos años de estar separados, pero dicha separación no ha sido judicial sino que solamente ha ido a anunciar a la comuna de dicha separación. Qué recursos puedo presentar para poder seguir residiendo en este pais? Por estar trabajando aquí ¿puedo permanecer de residente? Dicho trabajo debera ser a tiempo completo o podría ser también a 50%? También estoy siguiendo cursos de alemán para integrarme en este país. También sería válido este recurso? Le hago mención que hemos convivido 1 año y 1 mes. Ricardo, Zúrich.

Estimado Ricardo
Las condiciones para otorgar una autorización de estancia en Suiza son previstas por el art. 17 al. 2 LSEE (Loi fédérale sur le séjour et l’établissement des étrangers, RS 142.20). La primera frase de este artículo dispone que el cónyuge tiene derecho a una autorización de estancia en Suiza siempre y cuando los esposos vivan juntos.

Por su matrimonio Ud. ha obtenido una autorización de estancia cuyo fin principal es el de vivir junto a su esposa y compartir efectivamente con ella los efectos inherentes a la vida marital. Si esta condición de vida en común ya no se cumple, ya que Ud. vive separado desde hace casi dos años, nos encontramos entonces en lo contemplado por el art. 9 al. 2 LSEE el cual dispone que la autorización de estancia puede ser revocada cuando una de las condiciones de su obtención no se cumplen. La consecuencia de vuestra separación no judicial, idem si fuera judicial, es entonces que vuestro permiso de estancia en Suiza no será renovado y una decisión de salida del territorio suizo le sea significada. En este sentido, poco importan las disposiciones que Ud. haya tomado para integrarse en este país tales como un contrato de trabajo (a tiempo completo o parcial) el cual necesita obviamente un permiso de estancia, o que tome cursos de alemán, ya que no son elementos suficientemente fuertes o importantes como para que una persona pueda pretender a continuar viviendo en Suiza, pese a las disposiciones financieras o contractuales que Ud. haya podido tomar (art. 8 RSEE). Finalmente, el tiempo que Ud. ha convivido (un poco más de un año) es muy corto, y no se podría argumentar en este caso una integración importante en Suiza a tal punto que un regreso a su país de origen sea imposible. Constato igualmente que vuestro matrimonio no ha tenido hijos lo cual hubiese permitido una posible reagrupación familiar.
Muy atentamente, Carlos Jaïco Carranza, lic. iur.
 
PROFESIONALES
Permiso de residencia en Suiza para jubilados
— Responde el licenciado Carlos Jaïco —

Estimado Lic. Jaïco, soy mexicana y tengo la nacionalidad suiza también, vivo en Zúrich desde hace 5 años y deseo tramitar la residencia de mi madre en Suiza, Ella es pensionada, viuda, tiene 75 años y vive sola en México. Sus 3 hijos viven, una en Alemania, yo en Suiza y el último hijo vive también en México pero en una ciudad a 3 horas del domicilio de mi madre. Este último no tiene contacto con ella ya que su esposa prefiere vivir de esa forma. Mi madre tiene ingresos propios de aprox. Fr. 2500.- mensuales más la ayuda que mi hermana y yo le proporcionamos. Por favor dígame si es posible hacer este trámite y a dónde debo dirigirme. Muchas gracias, Mayra C.

Estimada Sra. Mayra,

El caso que Ud. me refiere está contemplado por la Resolución sobre la limitación de extranjeros en Suiza (Ordonnance limitant le nombre des étrangers, RS 823.21). Según el art. 34 de esta Resolución, un permiso de residencia en Suiza puede concederse según las condiciones cumulativas siguientes a una persona retirada o pensionada que:

a. Tiene más de 55 años;
b. Tiene estrechos lazos con Suiza;
c. No ejerce ninguna actividad lucrativa ni en Suiza, ni en el extranjero;
d. Transfiere a Suiza el centro de sus intereses y
e. Dispone de los medios económicos necesarios a su subsistencia.

Son sobretodo las condiciones de la letra b. y e. que pueden ser problemáticas para cualquier caso ya que las autoridades deberán asegurarse que los lazos con México son quasi inexistentes, con relación a los vínculos con Suiza, que deben parecer preponderantes. El hecho de que su hermano viva alejado personalmente y geográficamente de su señora madre es una razón válida de la distancia afectiva que puede existir según la ley. Por otro lado, el hecho de que su hermana viva también en este continente es una razón para que los lazos con Europa y particularmente con Suiza sean cumplidos. Las múltiples visitas que haya hecho su señora madre a Suiza es de igual manera un elemento importante. La decisión final dependerá de la libre apreciación de las autoridades suizas

La condición de la letra e. llevará a la autoridad a constatar que con certeza la persona dispone hasta el fin de sus días de medios financieros necesarios para garantizar su mantenimiento y que el riesgo de estar, en el futuro, a cargo de la asistencia pública es casi nulo. En este caso, las promesas que Ud. podría hacer a fin de garantizar el sustento de su madre no permiten, en reglas generales, aportar la certeza necesaria en cuanto a los medios económicos (JAAC 65.67). Por lo tanto, se deberá probar que su madre dispone de una pensión suficiente que le permita vivir en Suiza pagando personalmente y principalmente el alquiler de su casa, seguros y otros gastos personales. La suma de CHF 2’500 es un monto que se podría calificar en ese sentido de suficiente.

En cuanto a la manera de proceder, la ley prevé que la solicitud de autorización de venir a establecerse en Suiza debe hacerse desde el extranjero. Del mismo modo, la respuesta de las autoridades suizas deberá esperarse en el extranjero, antes de hacer el viaje. Su señora madre deberá entonces ponerse en contacto con el consulado suizo en México para los trámites necesarios.

Muy atentamente,

Carlos Jaïco Carranza, lic. iur.

 
PROFESIONALES
Adopción de hija de venezolana por cónyuge suizo
— Responde el licenciado Carlos Jaïco —

«Soy venezolana y estoy casada desde el 2003 con un ciudadano suizo de 55 años e igualmente años viviendo en Suiza, mi hija tiene con nosotros el mismo tiempo viviendo y estudiando (bachilerato), su edad es de 14 años, el caso es que yo tuve mi hija como madre soltera y la presenté en Venezuela sin registro de su padre biológico. Mi pregunta es: mi actual esposo está viendo la posibilidad de adoptar a mi hija y ponerle su apellido, lo hemos decidido ya que no tenemos otros hijos. Qué condiciones se debe cumplir, qué leyes  (cantonales o federales) nos protegen para hacer realidad nuestro deseo y a dónde acudir. Muchas gracias. Sra. Carmen.
Les agradezco todo lo que hacen y la oportunidad que brindan en orientandonos, Dios los bendiga».

Estimada Sra. Carmen,
El tema de la adopción que Ud. nos somete es tratado precisamente por el art. 264a al. 3 del Código civil suizo, según el cual un cónyuge puede adoptar el hijo(a) del otro cónyuge si el matrimonio es desde hace cinco años. Veamos entonces las condiciones para esta adopción.
En su caso, su matrimonio tiene solamente tres años y esto sería un impedimento pero pasajero. Se deberá entonces esperar dos años más. Esto no es problema ya que hasta esa fecha vuestra hija tendrá la edad de 16 años y será aún menor lo cual permite que la adopción sea todavía posible.
Otra condición a la adopción es que su hija sea al menos menor de 16 años que el padre adoptivo. Esta condición es satisfecha ya que su esposo tiene 55 años.
La condición final es que el padre biológico de vuestra hija dé el consentimiento para que ella sea adoptada (art. 265a al. 1 CC). Sin embargo, según el art. 265c cifra 1 CC no hay necesidad de pedir el consentimiento del padre biológico cuando éste es desconocido o, como en vuestro caso, cuando él es conocido pero no inscrito en el registro. Esta condición es entonces satisfecha en vuestro caso.
A nivel del procedimiento civil y según el art. 27 al. 1 EG/ZGB del cantón de Uri, Ud. deberá hacer vuestra demanda oralmente o de manera escrita a la Dirección de la Justicia del cantón de Uri (Justizdirektion).
Finalmente, dado que su hija ya vive en Suiza el Convenio sobre la protección del niño y la cooperación en materia de adopción internacional (RS 0.211.221.311), ratificada por Venezuela y Suiza, no se aplica en vuestro caso. El procedimiento de adopción será entonces eminentemente suizo y cantonal.
Atentamente,

Carlos Jaïco Carranza, lic. iur.




Back to top
| Copyright 2009 puntolatino.ch | info@puntolatino.ch