Deprecated: mysql_connect() [function.mysql-connect.php]: The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/puntolat/www/archivo/connect.php on line 2
puntolatino.ch : musica_entrevistas : novalima09
Punto Latino es el punto de encuentro de toda la actividad cultural y comercial latinoamericana en Suiza
Novalima (Perú)
PuntoLatino
width=
width=
MUSICA – ENTREVISTAS
Roman Kunzmann - Redactor de la rúbrica Cultura (Música)
Roman es Asistente de Literatura Latinoamericana en la Universidad de Berna. El colabora en PL en diferentes secciones de CULTURA: Literatura, Música, Cine, Teatro. Roman es también Coordinador de de PL en Berna.
info[at]puntolatino.ch

NOTAS
Novalima
Por Roman Kunzmann © para PuntoLatino

Si alguien me hubiese dicho hace algunos años que la fusión electrónica-afro era posible, probablemente hubiese respondido con una mueca escéptica. Hoy en día, las fusiones que antes parecían descabelladas, han dejado de serlo: propongo, como ejemplo, al grupo Gotan Proyect, cuya fusión electro-tanguista es de gran renombre. Y es que no hay que olvidarse de que hoy en día la música electrónica no tiene patas, uno puede moverla en cualquier dirección. Las barreras del purismo se rompen cada vez con mayor asiduidad y las recepciones también responden positivamente. Una vez asimilada la sorpresa, cabe preguntarse el por qué estas fusiones triunfan, cuando en un principio no parecían más que caprichos. La respuesta ante esta incertidumbre creo que está en el propio resultado. Creo que todas las fusiones tienen algo de capricho. Me explico: las fusiones son tales por ser justamente una mezcla de elementos diversos. Estos elementos confluyen en lo que es el resultado final, ergo, la música. Esta especie de dialéctica final puede ser de lo más interesante, sobre todo cuando los elementos que se combinan parecen ser opuestos –y digo opuestos porque en el caso de Novalima la música afro/criolla es de índole tradicional, a diferencia del componente electrónico que es más bien moderno-, de ahí la extrañeza, y acaso el triunfo, de esta fusión. En el caso concreto de Novalima la extrañeza se alimenta por el hecho de que ambos estilos no sólo se diferencian musicalmente, sino que también encuentra sus diferencias linguísticas de tipo cultural. Son prácticamente dos idiomas distintos, hablados por gente distinta. En un país como el Perú, en donde las diferencias son flor de piel, esta fusión llama aún más la atención. Es gratificante ver que una banda como Novalima, con una propuesta tan interesante, tenga unidad y supere las «barreras» ya mencionadas. La banda se divierte, y eso es importante. La alegría transmitida por la banda se siente y contagia a los oyentes. El concierto al que asistí en Berna fue realmente una fiesta. Luego del concierto departimos unos minutos y no tengo sino elogios para ellos. Grandes músicos –eso ya lo habían demostrado-, pero también gente muy simpática. Bien por la banda, bien por el Perú, estoy seguro que cosecharán muchos éxitos y que en Suiza los recibirán con los brazos abiertos.

Roman Kunzmann © para PuntoLatino, Berna 31.05.09.

width=
width=
MUSICA – ENTREVISTAS
Antonio Surber - Redactor de la rúbrica Cultura (Música)
Antonio colabora en PL en diferentes secciones de CULTURA: Música, Cine, Teatro, Literatura, sobre todo en temas peruanos.
info[at]puntolatino.ch
Nuestras redactoras Diana Arenas y Mariangelic Schärrer con dos artistas de Novalima en Winterthur el 30.05.09. Falta en la foto, nuestro redactor Antonio Surber.
NOTAS
Novalima
— Por Antonio Surber © para PuntoLatino

Noche Latina: Nuestro redactor Antonio Surber conversa con Novalima ...
Para PuntoLatino © Antonio Surber, Winterthur 30.05.09

Es curioso con qué sensaciones se manifiesta el presentimiento. Una suerte de confianza absoluta en todo el cuerpo, se acalora la sangre y se excita el corazón. Me volvió a suceder el sábado pasado en Winterthur, dentro de las aulas inmensas y metálicas del Sulzer Areal. Aquella construcción monstruosamente bella, repleta de historia fabril helveta. Cómo gozo observando, respirando y tocando ese tipo de cimentaciones post industriales, que si bien fueron construidas con un mero fin productivo, hoy en día incorporan en sus armazones la estética de la armonía y dan espacio a la creatividad artística. Ese era el escenario que alimentaba mi sólido presentimiento de un espectáculo diferente. Así fue. Un sexteto que soprende teniendo como base la música afro-peruana, reminiscencia de la esclavitud, revolviendo esos ritmos musculares, ese bajo hipnótico, con cadencias electrónicas, downtempo y dub. Música que toca fibra y eriza la piel. No se si el público estaba así porque después de Novalima se presentaba Orishas, pero estaba definitivamente conectado. El concierto duró una hora clavada, debido a la rigurosdad del programa de toda la noche. Ya en el backstage, pude cambiar de forma inoficial unas palabras con 2 de los muchachos:

– ¡Hey chicos! ¡Genial! ¡Muy bun concierto! ¡Yo conozco al público suizo y se que la pasaron alucinante!
– ¡Gracias, gracias! Es la primera vez que tocamos por aquí y sentimos que la onda fue muy buena. Me dijo el más alto de los músicos presentes.
– El de estatura mediana, solo sonreía con una mirada ligeramente amodorrada y pensativa. Era calvo y de los pallares de las orejas le salía una pelusilla canosa que lo asemejaban a una figura felina, agotado por la faena.
– Un muy buen amigo estudió en la universidad de Boston con uno de ustedes, acoté.
– Ahhh si, creo que Carlos estuvo por allí, pero está como loco en el camarín porque no hemos comido nada todo el día, continuó el primero refiriéndose a uno de los compañeros ausentes.
– Ah caramba, que trajín el de ustedes, observé.
– Si, si ... hemos estado en Finlandia, ahora Suiza, después Italia...
– ¿Les pasa a veces que ni saben dónde están?
– Pucha, claro.. a veces amanezco y no tengo ni p.i. de que ciudad es. Gajes del oficio, me dice sonriendo.
Para esto se había sumado el cajonista de la banda. Un moreno de metro y medio, con dientes de roedor y alma avispada. Con una sonrisota que si no tenia orejas, le daba la vuelta toda la cabeza. Me dijo con su dejo peruano-africano:
– Con decirte primo, que nuestra vocalista me preguntaba a cada rato durante el concierto, ¿dónde estamos? Bintentul (Winterthur), ¡yo le tenía que decir! (risas ...)
– Figúrate hermano ... ¿pero les da tiempo de conocer las ciudades y tomarse sus traguitos después de los conciertos?
– Claaaaaro, pes sobrino (ese claro fue al unísono), tu sabes que para eso siempre hay un tiempecito (risas ...).

La manager de la banda les informó que la cena ya estaba lista. Nos despedimos con un abrazo, mas olvidé de desearles suerte para el resto de la ruta. No tengo sentido de culpa, porque creo que no es necesario desearle suerte a gente tan talentosa, creativa y simpática. Estoy más que seguro que seguirán haciendo mover cinturas por donde derramen sus ritmos.

Ver fotografías de «Noche Latina» de Antonio Surber ...

Para PuntoLatino © Antonio Surber, Winterthur 30.05.09.



Back to top
| Copyright 2009 puntolatino.ch | info@puntolatino.ch