Deprecated: mysql_connect() [function.mysql-connect.php]: The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/puntolat/www/archivo/connect.php on line 2
puntolatino.ch : musica_entrevistas : tomatito09
Punto Latino es el punto de encuentro de toda la actividad cultural y comercial latinoamericana en Suiza
Tomatito - Lucerna 2009
PuntoLatino
width=
width=
MUSICA – ENTREVISTAS
Michèle Bigler - Redactora de la rúbrica Cultura (Música)
Michèle estudia Literatura Latinoamericana en la Universidad de Friburgo. Ella colabora en PL en diferentes secciones de CULTURA: Literatura, Música, Cine, Teatro. También se desempeña como profesora de inglés.
info[at]puntolatino.ch || Ver también Notas sobre música ... ||
width=
width=
MUSICA – ENTREVISTAS
Paulo González Ramírez - Redactor de la rúbrica Cultura (Música)
Paulo estudia Lengua y Literatura Española en la Universidad de Zúrich. El colabora en PL en diferentes secciones de CULTURA: Literatura, Música, Cine, Teatro. También se desempeña como profesor de español. Paulo es escritor y tiene varias novelas publicadas.
info[at]puntolatino.ch || Ver también Sobre lit. costarricence .. ||

ENTREVISTAS
La Guitarra mágica: Paco es como el tronco, nosotros las ramas

— Entrevista a Tomatito de Michèle Bigler Paulo González de PuntoLatino, 10.12.09, Lucerna —

— Tomatito, el propiamente proclamado “gitano”, regaló unos minutos de su tiempo a PL la noche de su concierto en Lucerna el jueves 10 de diciembre del 2009. Nos atendió con humildad y carisma, siempre halagando a sus maestros, Camarón y Paco, denominándolos como los verdaderos revolucionarios del nuevo flamenco y llamando a los futuros renovadores. Tomatito es un hombre con una auténtica pasión por el arte de hacer música y todo lo que viene con ello. A pesar de su fama sigue gozando de la vida, su familia y las pequeñas reuniones entre amigos en tabernas “sin las que no podría existir”. Es con este balance que Tomatito ha logrado llevar su música a niveles internacionales sin comercializarse mucho, manteniendo el fervor de su ciudad natal, Almería. El calor que nos demostró en la entrevista presentada aquí es el mismo que transportó al público de Lucerna con las hermosas melodías de una guitarra mágica.

— ¿Qué tal Suiza?
— Suiza me encanta, porque es un país traquilo, otra cultura, la gente es maja, me encanta, me encanta Suiza.

— Mira, ya has estado en Suiza muchas veces, Montreux, Ginebra, en Lucerna... ¿y el público?
A Suiza siempre la tengo relacionada porque hay mucha gente que tiene un vínculo con España, muchos españoles que están aquí y suizos que están allá. Es un sitio de Europa que es fácil y un público también. Es tan tranquilo acá, no hay tantas complicaciones como en el mundo entero.

— ¿Qué prefieres tocar, el flamenco clásico?
— Me gusta lo clásico, las tarantas, soleás, bulerías, todo, es que el flamenco es tan lindo todo, eh, todo es hermoso.

— Recordemos un poco tu debut, en «La peña el Taranto», tenías 10 años, cómo ves el tiempo que ha pasado desde ese día hasta hoy, cómo es el Tomatito de antes y el actual.
— Es complicado, pero creo que lo importante es ser constante y hacer tú lo que quieras, con el tiempo uno madura como persona, claro, hay gente que madura menos; pero mi vida siempre ha sido la guitarra, con vocación, trabajo. Y los cambios que siempre sufra la persona, eso es importante, endenderlos, igual con la profesión que tú tengas. Los cambios que se den en el tiempo son importantes.

— Entonces para ti el flamenco, como institución musical tiene que cambiar para sobrevivir en el tiempo.
Sí, tiene que cambiar porque por ejemplo, yo cogí una época de revolución musical, con Camarón. Hay un antes y un después con él. Las cosas cambiaron, caracteres del cante, en las tonadas, y la guitarra también. La guitarra flamenca tiene que estar creciendo, es lo normal. Cada granito de arena forman un todo que se llama montaña.

— Cuándo hablamos de ti es inevitable no hablar de Camarón, tú mismo lo dices. Paco de Lucía, Camarón, cambiaron el esquema del flamenco. Son dos revolucionarios por excelencia. ¿Qué piensas, es posible superar esa revolución?
— No es que sea posible sino que es necesario. Hoy, en su generación no se les podrá superar, se vive con ellos todavía, Paco todavía está en la memoria nuestra, como yo, tengo a Paco en la cabeza.

— Y tú, ¿eres un revolucionario?
— Bueno, si se puede decir así yo he aportado mi granito de arena, estoy en mi rollo, pero Paco es como el tronco y nosotros somos como las ramas. Claro, llegar a ser un revolucionario es complicado.

— Con lo que yo veo ahora, por ejemplo Diego de Cigala, hay como un cambio en la cuestión de género, experimentar un poco con el jazz, la rumba... un poco de todo, hasta cumbia. Es el principio del cambio de esta revolución.
— No, es muy difícil, porque todavía Camarón sigue estando vivo, su música. El último disco de Camarón es el más moderno que hay ahora del flamenco, es el más moderno de acuerdo a su estructura, los giros melódicos que hace. Es mi opinión personal. Yo creo que es el principio de la sapiencia del flamenco, pues nos enteramos de la música pero no de la revolución,

— Tu relación con América Latina
— Argentina, yo fui allí y estuve con Luis Salinas, quien toca muy bien la guitarra, y de ahí empecé a escuchar a Piazzola por ejemplo y descubrí tonalidades que tienen semejanzas con el flamenco, claro y son músicas que te llegan y están ahí y es como si llegaran otra vez a tu mundo, sabes, y tratas de encontrar música que coincida con la nuestra y logramos aprovecharnos de eso.

— Hoy por hoy estás en un lugar privilegiado del flamenco, público y crítica te proclaman. Qué se siente estar ahí, dinos, lo buscaste desde siempre, fue el destino.
— No, no lo busqué, yo creo en el trabajo y en la buena voluntad, sin obsesión y sin fanatismo, porque el fanatismo hace sufrir a la persona. Claro, siempre se tiene un poco de fanatismo con algo, yo... cuando era joven, con la guitarra. No había calle, no jugaba... y se sufre un poco. Yo estuve escuchando lo que decía un científico que era que para llegar por ejemplo a ser un buen guitarrista tienes que valorar la vida en partes también, en el día, por ejemplo yo tengo una hija, juego con ella, estoy con ella, luego tocar la guitarra, luego hacer otra cosa y así... pero cuando fallas y no llegas a donde te proponías te da la depresión. Pero tengo dos días estudiando y ya lo puedo hacer mejor, pero no te sale. Es cuestión de trabajo y de tener un balance en tu vida.

— ¿Cómo es un día normal tuyo?
— Mira yo tengo una finca donde tengo caballos, eh... cojo la guitarra, me voy con mi primo y me fumo un cigarro, luego me río con otra gente, como, otra vez la guitarra... es la vida normal. No es la guitarra guitarra guitarra, es una vida normal. Es como un escritor, venga todo el día leyendo y leyendo y leyendo. Es que no va, se vuelve loco. Yo creo que llevándola bien tranquilo y triunfante con tu personalidad, pues te sale bien.

— Tú te proclamas como gitano. Ahora tocas en salas grandes, es importante para ti tocar de una forma más natural, en un barrio o en la calle y no en estas salas grandes.
— Sí, todavía lo hago, tocar en las fiesta de los niños y en las fiestas nuestras, y hasta los niños salen bailando...

— ¿Y qué prefieres?
— Eso es necesario para luego tocar, porque para tocar el flamenco tienes que llevar una vida flamenca también... soñar el flamenco y vivir el flamenco... Yo tengo un nieto, 4 años de edad y viene y me dice ¡papa!, mira lo que me han enseñado... y cuando lo veo, asombrado yo, paf paf paf en el suelo, bailando, y que no lo rompas... jajajá.

— Entonces no todo es escuela para ti, hay algo más
Hay algo más, es el ambiente, la calle, la música callejera, no sé.

— Dinos, cómo ves el asunto comercial de la música. La música depende de lo comercial.
— Todo depende de eso. Un libro también. Hay gente que escribe profundo y hay otros que escriben superficial no, pues para que compren muchos los libros. Están los que son comerciales y los que son artistas.

— ¿Y cómo ves la piratería?
— Mal, mal. Tienes un disco y ya está en internet. Pero bueno, eso es ya de los gobiernos no. A nosotros nos afecta, con los discos, porque los discos no se venden. Pero las que sufren son las casas disqueras, son las que ponen el dinero. Yo, trabajo en directo, y hago el dinero, del disco no gano mucho pero el disco se escucha, se sigue escuchando. Es algo que tienen que arreglar, yo no sé cómo es que se arregla esto. Es un poco complicado.

— A los que siguen, a los jóvenes del flamenco, ¿qué consejos les das?
— Que se enamoren de esta música, que hagan del flamenco todo, que lo hagan, lo hablen, lo toquen, lo sientan... que se junten con gente y venga hombre, toquemos, cantemos, bailemos. Es como cuando estás enamorado de una mujer, cuándo tú estás con ella, te la pasas muy bien. Es igual. Hay gente que está en el flamenco, está enamorado, entonces es como si estuvieras con una mujer, y hay gente que no.

Ha sido un placer haber charlado contigo. Y bienvenido.
A vosotros, igual, y gracias, sí, siempre que vengo por acá me encanta, cada año que puedo.

¡Y a Costa Rica!!! ¿Cuándo vas?
A Costa Rica, mira no me han llamado pues cuando termine de hacer unas cosas por ahí vamos hacer una cita. Venga.

Ver entrevista de PuntoLatino a Tomatito en 2005 ...
|| Fotografía 2009: Tomatito con Michèle Bigler (México) y Paulo González (Costa Rica) de PuntoLatino ||
|| Fotografía 2005: Tomatito con Marcos Barandún (Perú) de PuntoLatino ||
|| [para PuntoLatino © Michèle Bigler y Paulo González] ||




Back to top
| Copyright 2009 puntolatino.ch | info@puntolatino.ch